Beneficios del sexo y el porno para el cuerpo humano

Estamos acostumbrados a recomendar la práctica del sexo por el placer que proporciona. Sin embargo, también existen una serie de beneficios a nivel físico y mental que merece la pena destacar. Independientemente de cuál sea tu situación matrimonial o tu edad, siempre es una actividad que más que apetecible, pero si alguna vez no tienes ganas, piensa en todos estas ventajas para tu organismo. Y si no tienes a nadie con quien compartir tus impulsos sexuales, siempre puedes recurrir mr porno gratis xxx para darte una alegría al cuerpo.

Fortalece el corazón

Volvemos a entrar en la faceta del sexo como deporte. Algunos expertos sostienen que mantener relaciones sexuales regulares puede beneficiar el sistema cardiovascular. Un estudio británico determinó que los hombres que tenían relaciones sexuales al menos dos veces por semana, durante un periodo de 20 años, tenían menos predisposición a morir de una enfermedad del corazón que los que tenían sexo menos de una vez al mes. La misma doctora Mark matiza que es una coincidencia de hábitos: las personas con una vida sexual saludable “suelen tener hábitos saludables en general”. Pero admite que “el sexo ayuda a regular hormonas como el estrógeno y la testosterona, y esto tiene efectos sobre todo el organismo, incluido el corazón”.

El sexo ayuda a dormir

Sabéis qué es la prolactina? Pues se trata de una hormona que genera el cuerpo cuando se produce un orgasmo. Y es una sustancia que relaja y que, por lo tanto, ayuda a dormir de manera natural. Lo dice Kristen Mark, directora del Laboratorio de Promoción de la Salud Sexual de la Universidad de Kentucky: “Si estáis especialmente cansados, tener relaciones sexuales y llegar al orgasmo os ayudará a dormiros más rápidamente“. Aun así, probablemente ya lo habéis descubierto vosotros mismos. A pesar de que hay quién piensa que dormirse después del sexo es más propio de hombres, se han descrito casos de mujeres que también disfrutan de este placer complementario.

Quema calorías

Es un clásico. A pesar de que suelen recordar que hay otras actividades –siempre deportivas– que queman más calorías, los médicos admiten que el sexo también tiene esta función, aunque sea complementaria. También depende del estilo de cada cual a la cama. Sea como fuere, un estudio del octubre pasado de la Universidad del Quebec mantenía que una hora de sexo puede servir para quemar tantas calorías como media hora corriendo. Y la revista ‘Health’ cita la opinión de un profesor, Justin Lehmiller, de la Universidad de Purdue (Indiana, en los Estados Unidos) y autor de ‘The Psychology of Human Sexuality’, que asegura que el sexo puede fortalecer el tono muscular, aumentar la frecuencia cardíaca y, en definitiva, hacer trabajar todo el cuerpo. “En términos relativos, no es una cantidad enorme”, admite Lehmiller. Pero puntualiza que las sesiones sexuales de los participantes en el estudio del cual extrajeron los datos duraban hasta 25 minutos. “Si se tienen relaciones sexuales durante un periodo de tiempo más largo, se pueden quemar más calorías y extraer más beneficios”, concluye.

Protege de los resfriados

Tener relaciones sexuales cada semana estimula el sistema inmunológico y proporciona protección contra los resfriados, según un estudio de la Universidad de Wilkes. Los investigadores dieron a los estudiantes universitarios cuestionarios sobre su vida sexual, y después los hicieron pruebas con la saliva para determinar qué nivel de inmunoglobulina A (IgA) tenían. Se trata de un anticuerpo que ayuda a combatir los virus. Los estudiantes que tenían relaciones sexuales una o dos veces cada semana tenían un 30% más de IgA que los que tenían sexo menos a menudo. Curiosamente, también tenían más que los tenían relaciones sexuales más a menudo, tres veces cada semana o más. Esto sería una versión científica de la idea que todas las masas pican.

Baja la tensión arterial y el estrés

Según la revista ‘Health’, en 2005 se hizo en Escocia un estudio que sometió los voluntarios a un llevar experimento: se los pedía que anotaran su actividad sexual durante quince días y después los ponían pruebas que generan ansiedad, como por ejemplo hablar en público o resolver problemas de matemáticas en voz alta. Un golpe se tuvieron los resultados, los autores del estudio concluyeron que los que habían tenido más relaciones sexuales durante el periodo estudiado eran los que sufrían menos y que los subía menos la tensión arterial y controlaban mejor el estrés. También se recuperaban más fácilmente. El estudio añade una observación curiosa y (quizás) discutible, según la cual sólo el coito entre hombre y mujer (con penetración vaginal con el pene) genera estos efectos beneficiosos, y menysté la masturbación –se supone que individual, en pareja y en grupo– y otras formas de actividad sexual.