Las escorts se ponen en forma

estar en forma

En este blog hemos hablado ya muchas sobre cómo el sexo puedo ayudar a las mujeres a mantenerse en forma (sobre todo cuando entran en la etapa de la madurez) o de la importancia de hacer deporte para tener buen rendimiento mientras se folla. Pues bien, siguiendo esta tónica editorial, hoy veremos las razones por las cuales es necesario que las chicas que se dedican a la prostitución hagan deporte. Y es que las escors barcelona por lo general se cuidan mucho, ¡solo hay que ver sus cuerpos!

Ser escort y ponerse en forma

  • Sin una buena condición física, no se puede llevar un buen ritmo. Imaginaros, muchos de los que estamos leyendo ahora esto nos seríamos capaces de soportar más de dos polvos seguidos, ¿por qué? Pues aparte de las razones físicas obvias, sobre todo en hombres, el cuerpo no aguanta mucho tute físico. Pero claro, todo es cuestión de entrenarse y de conseguir que poco a poco nuestro cuerpo responda. Pasa lo mismo que cuando quieres hacer una pequeña carrera: al principio seguramente no seas capaz de llegar a más de 4 o 5 km, pero con el paso de los días y con firme constancia puedes llegar a correr maratones si te lo propones.
  • Muchas chicas van al gimnasio, pero otras deciden hacerlo en casa. Gracias a las nuevas tecnologías, podemos descargarnos en nuestro móvil unas interesantes aplicaciones para que nos hagan de “entrenador personal”. Siguiendo cada día los ejercicios propuestos veremos que poco a poco empezamos a notar los resultados. Estas apps se pueden configurar según nuestro ritmo de trabajo (no todo el mundo rinde igual) o según nuestras condiciones físicas (género, peso, altura y demás).
  • Comer sano y equilibrado: lo repetimos siempre, pero es que es fun-da-men-tal. Si hacemos ejercicio como máquinas y no alimentamos el cuerpo como es debido, nuestra salud irá a menos y al cabo de poco ya no se podrá ni ejercer. Pensad que ser escort requiere un desgaste físico muy elevado, y más cuando son varios los clientes que se reciben a lo largo de la semana. La dieta equilibrada nos ayudará con todo esto, y también el hecho de hacer varias comidas al día: evitad, pues, atracones puntuales y repartid la ingesta en cinco periodos.
  • Y descansar: vale, propiamente el descanso “no pone en forma”, pero sin él tampoco se notarían todos los esfuerzos previos. Para que nuestro cuerpo asimile bien los cambios que estamos introduciendo y absorba bien esta energía extra que le estamos dando, debemos descansar una media de 7 horas diarias. Esa cifra es muy relativa, dependerá de cada uno (hay personas que más y otras que menos, lo normal es entre 6 y 8).

En principio si se siguen estos consejos se puede llevar un buen ritmo de clientes y darles placer a todos como se merecen.